¿Qué es la hipoglucemia reactiva o de rebote? Causas y efectos en el rendimiento deportivo

¿Qué es la hipoglucemia reactiva o de rebote? Causas y efectos en el rendimiento deportivo

Se define como hipoglucemia a un descenso de la glucosa en sangre por debajo de las cifras basales. Lo normal es que nuestro nivel de glucosa tenga un valor entre: 70-100 mg/dl, considerando una hipoglucemia a un descenso por debajo de 70 mg/dl e hiperglucemia a una elevacíon por encima de los 110 mg/dl.

 

HIPOGLUCEMIA REACTIVA O DE REBOTE EN EL DEPORTE

Ingesta inmediata de azúcares antes de la sesión de entrenamiento

Antes de comenzar a realizar una actividad física intensa ya sea un entrenamiento de calidad o una competición, es recomendable ingerir una dosis de hidratos de carbono o azúcares unos 40 minutos antes de iniciar la sesión deportiva. Normalmente este último aporte se lo damos al organismo en forma de hidratos de carbono de absorción rápida (Tipos de hidratos de carbono) como fructosa y se suele tomar de cara a esfuerzos de más de 1 hora de duración. Un ejemplo podría se la ingestión de 300ml una bebida deportiva tipo Gateorade.

El problema es si realizamos esta última ingesta y venimos de un ayuno de más de 3 o 4 horas sin comer o de la práctica de otro ejercicio intenso previo. En este caso ya partiríamos de una hipoglucemia leve antes de empezar la prueba, de esta manera a realizar la ingesta pre actividad deportiva el pico glucémico va a ser mayor y por lo tanto se va a liberar más cantidad de insulina. Si a esto le sumamos que empezamos con la actividad física que utiliza la glucosa circulante en sangre como combustible, es posible que se dé el caso de una hipoglucemia contribuyendo así a una sensación de mareo, nauseas y malestar, disminuyendo el rendimiento deportivo e incluso impidiendo la continuación de este. Aprende sobre el índice glucémico  y la carga glucémica de un alimento.

 

Ingesta de hidratos de carbono antes de iniciar la sesión deportiva

A esta "pájara" se le llama hipoglucemia reactiva o de rebote y es muy común en corredores. Se puede prevenir realizando una comida rica en hidratos de carbono 2 horas antes del ejercicio a realizar. De esta manera, nuestro niveles basales de glucemia serán normales y al realizar la última ingesta de azúcares justo antes de empezar el entrenamiento el cambio en los niveles de glucemia en sangre no será tan brusco y no se segregará tanta insulina, manteniendo equilibradamente los niveles de azúcar en sangre durante el comienzo de la actividad.

Esta es una de las razones por las que se suele recomendar la ingesta de 5 comidas diarias si se practica deporte con mucha asiduidad. 

A continuación os mostramos una tabla que resume y visualiza muy bien lo expuesto anteriormente. 

 

¿Te ha ocurrido alguna vez? ¿Que te ha parecido el post? Comparte en tus redes sociales y comentémoslo! 

 


Banner 300x250 Women