7 consejos para afrontar con actitud positiva una lesión

7 consejos para afrontar con actitud positiva una lesión

En ocasiones una lesión nos puede suponer un periodo de rehabilitación en el que tendremos que poner mucha actitud positiva y trabajar duro para recuperarnos. Por eso, aquí van unos consejos para que afrontes de manera valiente esta situación.

 

Nunca tires la toalla

Aunque una lesión importante te haya dejado sin poder entrenar, recuerda que tu voluntad es la clave para poder progresar y mejorar día a día. No caigas en la depresión, cada día cuenta y mantener una actitud positiva será clave para que pronto vuelvas a practicar ese deporte que tanto te gusta. 

 

Utiliza herramientas que estén a tu alcance

Una lesión supone a veces un momento de cambio en tu vida, un momento de transición en el que, por ejemplo, no podemos caminar. Pero existen herramientas que nos pueden ayudar a recuperarnos y a rehabilitarnos de manera efectiva. Herramientas de ortopedia como muletas o andadores nos pueden hacer un mundo de cara a superar una lesión. Su uso se hace necesario sobretodo para fomentar la independencia del lesionado y que éste no quede en estado de reposo durante demasiado tiempo ya que esto puede ocasionar problemas en las articulaciones y grupos musculares.

 

Rodéate de tus familiares y amigos

No te quedes solo. Rodearte de la gente que te apoya y te quiere como tu familia, amigos o pareja es una buena estrategia para sentirte arropado y con la energía suficiente para afrontar el día a día de la lesión. Déjate cuidar por quien quiere lo mejor para ti y sigue trabajando duro por ellos. 

 

Cuenta con ayuda de profesionales

Médicos, enfermeros, fisioterapeutas, nutricionistas, ortopedistas... los sanitarios conocen cuales son las pautas que debes seguir y pueden aconsejarte sobre aspectos a mejorar en tu periodo de recuperación. 

 

Aprovecha el tiempo 

Si eras una persona que empleaba su tiempo libre en hacer deporte, ahora que estas lesionado puedes aficionarte a otra actividad más relajada para como leer, el cine o la música. Reinvéntate y aprovecha el día a día, quizás descubrás una afición nueva que te estimule en tu tiempo libre que vas a tener por delante. 

 

Procura comer bien

Hazte con hábitos alimenticios sanos. Intenta llevar una dieta equilibrada y se consecuente con que ahora ya no necesitas gastar las calorías que antes necesitabas para afrontar las sesiones deportivas. Intenta no ganar demasiado peso y procura comer un poco de todo de manera equilibrada y con cabeza. 

 

Planifica tu regreso

Ponte objetivos realistas y a corto plazo de cara a tu regreso en la actividad deportiva. Obviamente necesitas empezar poco a poco. Planifica con ayuda tus nuevas sesiones de entrenamiento, no es momento de forzarse, mejor ir despacio y bien antes que volver a recaer en la lesión por la ansiedad de volver a rendir como antes. En menos tiempo del que te esperas ya estarás listo para inscribirte en una carrera y colgarte un dorsal. 

 

Esperamos que con estos consejos seas capaz de afrontar con otra perspectiva tu lesión. Recuerda que concienciarte y sacar tu parte más optimista será la clave de tu éxito. Ánimo y que una lesión no te deje sin ilusión. 


Banner 300x250 Women