Consejos para runners: Dejar de fumar

Consejos para runners: Dejar de fumar

De todos es sabido que el deporte es sinónimo de salud y bienestar. Por esta razón, es recomendable que de manera individual y en su justa medida cada uno mantenga una rutina de ejercicio físico óptima para aprovechar todos los beneficios físicos y psicológicos de esta práctica.

En este aspecto, correr nos va a ayudar a prevenir varios tipos de enfermedades como la diabetes, la hipertensión o la obesidad, es una buena estrategia para eliminar el estrés o la depresión y (aquí vamos al asunto importante) correr es un arma clave para ganar la guerra al tabaco.

Mucha gente que ha sido fumadora ha conseguido dejar este hábito empezando a correr. Y esto ocurre por una serie de momentos encadenados en los que poco a poco nos vamos dando cuenta de lo nocivo que es fumar. Aquí van 3 consejos que te pueden ayudar:

 

Consejos para dejar de fumar corriendo

1. Reduce la dosis y verás que bien te va

Cuando un fumador empieza a correr, en sus primeras salidas, se da cuenta de que sus pulmones no responden como él quisiera. La primera experiencia con el running le avisa de que existe una barrera importante a nivel cardiopulmonar. Por un lado, le falta de condición física le hace agotarse enseguida, y por otro, el ritmo cardiaco se dispara y la sensación de falta de aire se apoderan de la persona hasta el punto de hacer a ésta detener la marcha.

A corto plazo, el fumador se va a dar cuenta de que si fumara menos aguantaría más corriendo, de hecho, probablemente lo note enseguida. Empezar a reducir la dosis de nicotina diaria le va a hacer progresar como corredor y ganar más “fondo” en los entrenamientos.

Si para entonces ya le ha picado el gusanillo del running, lo más seguro es que termine por no fumar el día del entrenamiento para dar más de sí y a la larga directamente y casi sin darse cuenta, dejará de fumar. Cuando uno termina de rodar 5 o 10 km, el tabaco no es lo primero que le viene a un fumador a la mente, más bien una mascarilla con oxígeno.

2. Deja el tabaco y ponte a vapear

Para algunas personas que llevan muchos años fumando dejar el tabaco supone un reto muy importante. Una de las alternativas cuando estamos intentando dejarlo y hacer más deporte puede ser el uso de vapeadores.

Vapear consiste en inhalar vapor que proviene de un líquido, el cual puede ser de diferentes sabores, mediante el uso de un cigarrillo electrónico. El uso del vapeo como sustitución del tabaco nos va a poder hacer libres de elegir la cantidad de nicotina que queremos consumir y el sabor que queremos sentir tras cada inhalación.

Lo bueno, también existes líquidos libres de nicotina por lo que solo estarás vapeando para disfrutar de los sabores y experiencias que te ofrece este tipo de productos. De esta manera, vapear y correr puede ser la estrategia definitiva para dejar de fumar. En Vapo puedes encontrar tu vapeador y un montón de sabores y accesorios.

 

3. Corre con gente y habla de tus cosas

Muchas veces comenzamos a correr como un hábito social. Quedamos con un amigo, un compañero de trabajo, o con un un grupo de gente para que, a la par que estamos hablando de nuestras cosas y pasando un momento social agradable, también practicamos algo de ejercicio y nos sentimos bien.

Pero el fumador se encuentra con que no puede conversar, se ahoga y solo puede estar pendiente de como seguir adelante sin que le de síncope por el esfuerzo.

El fumador también quiere hablar y reirse con sus compañeros de running, se quiere sentir integrado en el grupo y esto afecta de manera psicológica al hábito del tabaco. Sin duda es otro factor más que nos hará dar un paso más adelante a la hora de dejar de ser fumadores.

 

Como ves, en tu mano está tomar la decisión firme y seria de correr un poquito más para eliminar el tabaco de tu vida y estar mucho más sano. Reduce tu dosis, pásate al vaping y queda con gente a correr. ¡Seguro que lo consigues!

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Banner 300x250 Women