Todo lo que debes saber sobre la cinta de correr

Todo lo que debes saber sobre la cinta de correr

Cada día crece el número de personas quienes buscan sentirse bien, tanto a nivel físico como emocional. Sobre este último punto, puedes encontrar varias formas para lograrlo en Gananci. Por otro lado, uno de los medios a los que muchos recurren es al ejercitarse de forma regular.

Normalmente se sugiere realizar ejercicios con una intensidad adecuada por lo menos 3 veces en la semana. Y una de las mejores opciones más buscadas es la de caminar, ya que muchos pueden hacerlo, además que no implica mayores costos y sus beneficios son múltiples.

Sin embargo, caminar al aire libre o utilizar la cinta en el gimnasio o en casa para hacerlo, no es lo mismo. Hay quienes además sienten preferencia por una opción en lugar de la otra.

Por ejemplo, caminar o correr utilizando la cinta implica un esfuerzo que es menor en comparación al hacerlo al aire libre. Sin embargo,  a nivel articular hay quienes no recomiendan el uso de la cinta, puesto que al desplazarse de forma inversa en la cinta, puede generar ciertas molestias.

Ello no implica que por utilizar la cinta la persona vayas a lesionarte. De hecho, correr en la cita, por lo menos durante media hora, es recomendable para cuidar las articulaciones y resulta saludable. Los problemas se suscitan justamente cuando se sobrepasan los tiempos y la intensidad.

 

Ventajas e inconvenientes

Entre algunos de los pros, podríamos señalar que, a diferencia de caminar al aire libre, el hacerlo en la cinta no estarás expuesto a los factores climáticos, sino que puedes hacerlo en cualquier época del año. Un contra sería lo costosas que resultan las cintas como para adquirir una y tenerla en casa.

Otro pro de usar la cinta es que no tenemos que estar pendientes de cuidar nuestras pisadas, a diferencia de hacerlo en un terreno al aire libre, sino que técnicamente es seguro. Sin embargo, las cintas no son ecológicas, sino que más bien requiere de un consumo considerado de electricidad. En cambio, correr al aire libre, además de permitirnos quemar calorías, no implica ningún tipo de consumo.

Es posible estar en calma, es decir, podemos ejercitarnos al mismo tiempo que leemos un buen libro o miramos la televisión. No obstante, esto pudiese ser negativo si se trata de entrenar para una competición, ya que no sabremos cómo lidiar con la resistencia que impone el viento, o algunos factores climáticos.

A pesar que muchos lo consideran como una actividad aburrida, monótona, lo cual se convierte en un motivo para que muchos abandonen su uso, y por tanto dejan de ejercitarse, algunas de las cintas en la actualidad traen incorporada incluso pantallas para ver vídeos, y posee muchos beneficios.

 

Beneficios de la cinta de correr

  • Fortaleza y tono muscular: utilizar la cinta de correr, de forma habitual, contribuye a que el sistema muscular se encuentre saludable. De hecho, es beneficioso para todo el sistema muscular y también esquelético. Es decir, tanto los músculos como los tendones, los huesos, las articulaciones e incluso los ligamentos. Tal como sucede cuando se levantan pesas, utilizar la máquina de correr implica una fuerza de arrastre, que resulta en un gran beneficio en la prevención de la pérdida ósea a causa de la edad. Pues, caminar o correr, ayuda a tonificar los músculos de las piernas, entre otros.

  • Articulaciones más flexibles: caminar ayuda a que las articulaciones se encuentren más flexibles, lo cual es grandioso para cualquier persona, especialmente para quienes sufren de artritis, ya que al caminar sobre la sobre cinta en lugar de hacerlo en cualquier terreno, ayuda a disminuir el impacto que genera la caminata en las rodillas, articulaciones y en los tobillos, puesto que la cinta contribuye a amortiguar la pisada y con ello dicho impacto se reduce. Por ello, las probabilidades de sufrir a consecuencia de lesiones es mucho menor.

  • Mejora el sistema cardiovascular: dado que podría disminuir también la presión a nivel arterial. De igual forma, los niveles de colesterol se reducen y las posibilidades de padecer un infarto se ven reducidas. De hecho, muchas de las cintas de correr permiten la incorporación de mecanismos para observar la frecuencia cardíaca.

  • Equilibrio en el peso: puesto que se queman muchas calorías al caminar o correr, y es más fácil perder peso, o conservar el peso deseado. Muchas máquinas hoy día también cuentan con la opción de poder contar las calorías quemadas, lo cual es de gran utilidad para quienes se ejerciten con estos propósitos.

  • Entrenamiento a cualquier hora: ya que sin importar las condiciones climáticas, hacerlo en casa te permitirá entrenar en cualquier momento del día, sin necesidad que el aire contaminado te afecte, o si quizás lloverá o en caso contrario, si el sol se siente fuerte. Simplemente puedes hacerlo a cualquier hora y con menos preocupaciones.

  • Disminuye el riesgo a padecer muchas enfermedades: ya que es un ejercicio altamente recomendado. Por ejemplo, al hacerlo, hay menos probabilidades de padecer diabetes, presión arterial elevada, artritis, insomnio, depresión, cáncer de colon y de mama, entre otras. Inclusive, hay quienes han sostenido que caminar o correr de manera regular ayuda a disminuir la tasa de muerte prematura.

Lo cierto es que, correr en la cinta puede llegar a ser nocivo, sólo si se abusa del tiempo. Sin embargo, entrenar en ella siguiendo algún plan que no contemple más de 30 minutos puede ser realmente ventajoso y llevarte a disfrutar de sus beneficios.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS